* E l R e t é n D e l P e o r V i e n t o *

* E  l   R  e  t  é  n   D  e  l  P  e  o  r  V  i  e  n  t  o  *
* M i R e c o n d i t o r i o S a g r a d o * Obra Pintada por [ P el inventor deletéreo ]

miércoles, 31 de diciembre de 2014

lunes, 29 de diciembre de 2014

B a l a n c e T r i m e s t r a l D e L a s B i c i c o r r e r í a s; Y a D e P a s o, E l F i n a l .

Aquí permanezco de pie, descansando mi espalda en el impresionante megalito de este poblado perdido prehistórico...


Desde el pasado octubre hasta ahora terminando el año, no he reflejado cómo han sido mis últimas aventuras a bordo de la mountain-bike. Pues resulta que fueron unas vivencias muy concentradas.

He disfrutado de una excelsa variedad de situaciones:

I.- Sorprendido por borrascas y tormentas que casi me pusieron los dedos de manos y pies (pese a ir perfectamente preparado) al borde de la congelación.

II.- Extraviado por bosques de ensueño, y es raro, porque mi sentido guerrillero de la orientación no flaquea alguandre [ Prescindo de llevar GPS y otros adelantos modernos]

III.- Arrobamientos casi místicos pedaleando, que me sumían en una especie de abducción desconcertante para poder tener presentes los objetivos de la expedición cada vez que hago una salida.

IV.- Una cosa singular y que me llena de admiración: Anduve por unos pinares muy apartados de la civilización, donde advertí amplios caminos en desuso obstaculizados por.....¡¡¡Una Inmensa tela de araña y su arácnido pertinente en "casa"....

Se puede apreciar la arañota suspendida en el centro de la tela.....



Esta imagen impacta más, pues matiza la extensión de la red natural.



La madame era asaz disuasoria, y la dejé en su papel de cancerbera..


Para acabar un  primer plano de la protagonista, robusta y preparada..



V.- Toparme con algún jabalí despistado(debido a la huida emprendida no tuve tiempo ni de sacarle  instantánea para este memorándum)

VI.- Y la definitiva fue cuando, después de mucho tiempo, tuve una caída en ruta a uno de mis destinos más distantes, ignotos y predilectos: El prehistórico poblado megalítico del cual he puesto la foto al principio de esta entrada, con mi amada mountain-bike. Tuve suerte-como siempre Mi Ángel de La Guarda realiza una protección brutal-porque no he tenido que lamentar más que laceraciones en toda la pierna izquierda, un hematoma diagnosticado de nombre "Morel Lavallée"  que hace padecer a los tejidos afectados una rara inflamación por avulsión abrupta de la piel y tejidos celulares subcutáneos, de manera que si no se desinflama pronto, puede que requiera sajar en pequeña cirugía. No hubo lugar, porque debidamente asesorado en urgencias ese mismo día por mi médico privado, me aconsejó una tela compresora aplicada a la zona durante unas semanas, y por supuesto, que no saliera de excursión hasta el restablecimiento.(al día siguiente ya deseaba marchar, pero me lo prohibió)

Para disfrute de los tinguiritas del retén, pongo unas fotitos con el menhir(¡claro, no fue óbice para que lesionado siguiera disfrutando de mi correría y utilizara Mi Canon!)...

El Menhir y Yo, como una pareja de perfectos aventureros.



¡¡Un Territorio para la auténtica aventura!!



Permanecer allí, es la máxima expresión de Libertad y Asilvestramiento.



Soy Un Guardián de Este Rincón...



¡¡¡Siempre estoy pensando en regresar!!!

Esto es lo más importante de los pasados mesecillos. Volví a retomar la bici y voy incluso mejor que antes. Somos un binomio perfecto, la necesito con locura. La vida interior que me proporciona es impagable.

Y para acabar, pongo también otras cuantas instantáneas de hace unos días, bañado en una perfecta luz de la serranía, con los pueblecitos al fondo.


¡Se merece este homenaje!













¡No hay mejor manera de acabar el año! ¡¡Espero tener buenas y excitantes aventuras para el 2015!!  El horizonte que se muestra ante mí,


¡¡¡¡Es Infinito!!!!


Seguiré al pie del cañón.......
...y con mi mountain-bike Rockrider 8.0

lunes, 15 de diciembre de 2014

D r o n t e c i l l o . . . .

¡Algo les está haciendo revivir y no es el primero que me encuentro atraído por el dodo de mi veleta! Creo que han elegido E l   R e t é n  D e l   P e o r  V i e n t o  para su nueva existencia.

BIENVENIDO PÁJARO BOBO.

R e t e n e s E n v i d i a b l e s D e l M u n d o . . .




Páter Fúlmar se ve que ha cogido al Vítreo Petrel estos últimos días y lo ha enviado cargado de mensajes al preventorio abandonado de las inmediaciones y a mi retén. La noticia que me corresponde a mí, es jubilosa, y en espera de adquirir el libro cuando pueda, le doy las gracias desde aquí, manifestando en la presente entrada - y poniendo de testigos a los duendes del desván- que está invitado cuando desee en mi reconditorio de la montaña a tomar Vino de Misa con hielo.

lunes, 1 de diciembre de 2014

É l é p h a n t . . .




Este es uno de mis últimos descubrimientos de buen pop pasando la frontera francesa hacia Toulousse. Van un poco en la línea de esas cosas que me gustan y que ya he traído aquí, al  R e t é n, como los extintos  Lilicub con su parecido  "Voyage en Italie". Es música atractiva y con mucho encanto. Su primer LP, y deseo desde este apartado valle, que hayan muchos más. Ahí va, este clip simpático y con "charme"




domingo, 30 de noviembre de 2014

¡ V i c t o r i a !



¡¡¡¡¡¡   T i n g u i r i t a s    D e l    *  R   e   t   é   n   *  !!!!!!!


Servidor, Un Tinguirita como vosotros, esa es La Verdad, se ha proclamado Vencedor entre 837 participantes en El III Certamen Homenaje a Edgar Allan Poe.

HONOR INDESCRIPTIBLE.


Respecto a  E l    O r i v e  L e n t o  P r e t e n d e    le he hecho surgir del buche de   



E l    V í t r e o  P e t r e l  D e  N e ó n .   Este pequeño Fulmar es un ave totémico que tiene muchos secretos en el pico, y con esos sortilegios, ha empapado la bonanza que me ha acompañado en La Lid Literaria siempre,



* E  l   O r i v e    L e n t o   P r e t e n d e  *

sábado, 29 de noviembre de 2014

¡ L i c ó r v i d o !

G r a n      G r a z n a d o r     E  n     R e     M e n o r    . . . . . . 


Lo último que recordaba Ginés era la juerga con esencia de genciana en una de los cumbres pirenaicas, en Gavarnie. El ganado y los lugareños no asomaban. Se hacía tarde y empezó a trepar asustado. De pronto se escurrió hacia uno de los ibones y fue engullido por esas aguas. Su braceo insólito le devolvió a otra superficie. Las alturas estaban nevadas y todo el aspecto había cambiado. Extraviado, cuando las fuerzas le abandonaban vio frente A ÉL un monasterio de ébano. Dos monjes ataviados de negro le elevaron y lo aproximaron a una muchedumbre que aguardaba en los hastiales. De sus antifaces, surgían unos picos. Solo cuando se percató de las alas robustas y oscuras en la espalda supo que su suerte estaba echada. Esta vez eran los cuervos quienes buscaban inspiración. En aquella Patria, iba a formar parte de la transubstanciación en la entraña de las aves del Busto de Pallas.
El resto es tan solo poesía.




(*)   A    G i n é s   -súbdito del Gran Boris I   -   también se le conoce en Andorra La Vieja como "Kummell" -








Sin embargo, El Felibre que ha compuesto el microrrelato es   . . . .. . . .



*     E     L                O   R   I   V   E             L   E   N   T   O             P   R   E   T   E   N   D   E            *

martes, 28 de octubre de 2014

miércoles, 24 de septiembre de 2014

L l u v i a ! ! ! !




¡Ya era Hora!

Rabioso de contento cuando esta mañana temprano en mi correría con la mountain - bike, me sorprendió después de tanto tiempo la lluvia. Bendita sea.

Naturalmente dispuse con prisa algunas fotitos buenamente y este es el resultado jubiloso.





Espero mañana tener suerte benigna parecida. Ha sido como que del cielo me echaran litros de poción mágica. Como pedalear por dentro de un acuático balneario; debo decir que fueron las cosas como a mí me complacen: Apretó y mucho, la tormenta. Lo que no sé es como pude hacer las instantáneas en marcha.




Todo Mi Ser Disfruta en esos momentos del primitivo que siempre porto dentro. No existe nada, como el pleno contacto de La Naturaleza. Empaparse de Ella para mí, es una ceremonia ritual. Tarde o temprano, tengo que verme dentro de una buena borrasca.


Ya Pienso en la próxima.

martes, 23 de septiembre de 2014

¡ P o r F i n !



Dado mi carácter guerrillero, cada vez me cuesta más extraviarme.

Y por ello, ha sido una delicia, el hecho de que este pasado agosto, conseguí perderme en El Pirineo.

Y la sensación de cortar nexos con El Mundo del que se proviene, es algo vital en los días que corren.

No hay otra experiencia igual

miércoles, 17 de septiembre de 2014

N u b i c á n i d a L o b u n a .



Esta mañana en mi tránsito bicicletero, me he dado de bruces por un paraje con esta nube, que con el tímido sol haciendo funciones de ojo, tiene morfología de la cabeza de un animal. Naturalmente - no sé qué pensarán Los Seres Elementales  - yo veo la testuz de un lobo.








¡¡¡¡¡¡¡  Ahora Aúlla !!!!!!

domingo, 14 de septiembre de 2014

S e d i c i ó n E n E l R e t é n .




Hoy Domingo, Disturbios entre Los Tinguiritas del zaquizamí.
¡Lógico!
Hoy La Fideuá ha sido perfecta.

¡¡¡Y no había para todos!!!

Post Scriptum :   Mis disculpas a Los Seres Elementales.

viernes, 29 de agosto de 2014

S e i s D e A g o s t o .



Seis de agosto, Año de Nuestro Señor de Dos mil Catorce.           Soldeu, Principado de Andorra.





Hacia las once de la noche, en mi confortable buhardilla pirenaica, me dispongo a componer la última página del libro de providencias de este asueto agosteño. Como manda mi tradición, me fui de excursión hoy a las ocho de la mañana, eligiendo la correría de las vacas de Ortafá que me permite un continuo ascenso por la montaña a la vez que rememoro las aventuras disfrutadas. Ha sido fantástico recordar la estampida de caballos recién llegado, en los altos del lago de las salamandras y que por gracia de San Francisco de Asís, no me arrolló contra el abismal precipicio, pues me arrojé en el  momento preciso en el colchón de unas cacas de vaca a la vera del canchal. Seguí hacia la cumbre y volvía a sonreír con el buen poso que me dejó acudir al Cirque du Soleil en Andorra La Vella, en un parque en la ribera del río Valira.

Sin embargo, cuando esta mañana, hacia las doce del mediodía, conquistaba un promontorio que me permitía una vista estratosférica del límite con Francia y España a través de la muga, dejé de practicar el balance mental, porque los verdísimos abetos me recordaron una cosita, un hecho que me proporciona bienaventuranzas y que siempre que estoy en El Principado he cumplimentado. Mi saludo a las luciérnagas.

Suelo verlas en mis primeros paseos nocturnos, pero estas vacaciones no fue así, quizás en su vida verdosa existan otras prioridades, y luego se me olvidó el resto de días, hasta hoy.

De manera que después de comer, me eché una merecida siesta y a continuación marché al spa. Tras algunas horas de profundo bienestar tibetano, me calcé las botas y me dispuse al rendez vous con las lucernas  cerca de las pistas de descenso, en la senda del tamarro y su boscoso sendero. Anduve ansioso porque transcurría el tiempo y tenía que orientarme para no extraviarme en la oscuridad –tengo la suerte de ser virtuoso nictálope- y no veía ninguna luciérnaga entreverada por la espesa flora andorrana.

Melancólico, de nuevo en Soldeu y sin la misión alcanzada, al pasar por la iglesita románica de San Bartomeu, un postrer instinto me hizo detenerme en la lobreguez del pozo, en su parterre eclesial. Ahí, en unas tuberosas foscas, ví de pronto el fulgor irreal de dos pequeños cuerpecitos de luciérnagas, tan esmeraldas como siempre, moviéndose lentamente entre la vegetación fresca y nocturna, llenando mi mirada de fantasía y buenos augurios, sabiendo que esto, tan lleno de simpleza y felicidad, es la paradoja de un aventurero como yo, un alpino soberbio que necesita este contrapunto para mis muchísimas experiencias peligrosas en mitad de La Madre Naturaleza, y que es como un homenaje a lo más invisible de La Tierra.


De esta guisa, puedo cerrar estas providencias montañeras y esperar que en mis agrestes sueños, las luciérnagas continúen siendo los fanales telúricos  que guían mi alma. ¡Buenas Y Esmeraldas Noches!

miércoles, 27 de agosto de 2014

lunes, 21 de julio de 2014

E l R e g r e s o .



Vuelvo al paraíso donde lo dejé.

Aunque me aseguré y la huella de Mi Ser continúa allí todavía guardándome el sitio.

Con mi hueco perfectamente hecho.

¿Puede haber una imagen que satisfaga más y con auténtica esencia humana?

¡Ardo en Deseos!

En tanto preparo la aventura, recuerdo mis otros tránsitos, y descanso al verme.

¡¡Es todo tan perfecto y natural!!

¿Hay algo mejor?

Hoy . . . ¡¡¡Comienzo mis vacaciones!!!  En Breve, seré el artista bucólico otra vez

                                                                 entre heno y hierba.



¡¡¡¡¡¡¡  S e a !!!!!!!  . . . . 

 . . . . . . . . . . . . . . . . . 










¡Esto Sí Es Vida!

domingo, 13 de julio de 2014

P a r a d a T e o l ó g i c a .



Muchas veces en mis travesías solitarias en la mountain - bike , supero (lamento la presunción, pero es así) mis propios límites.

Cuanto peor es el trazado y más exige de mi condición humana, más me crezco.

El caso es que ahora, por el buen tiempo excesivo, viene la detención climatológica. Odio el calor, y que por su causa, deje de salir en bicicleta (aunque madrugando con firmeza seguiría mis causas, no lo hago por motivos que no son los del pecado capital de la pereza) me enciende y acalora en verdad, pero en términos filosóficos, ya estaba preparado.





Toda esta disquisición viene a cuento, porque me acuerdo de una de mis última salidas de antes de llegar la gota calorífica.

Exploraba uno de mis montes favoritos por donde no acuden ni los que tienen que arreglar sus predios rurales. Es una pista de tierra en bastante buen estado, pero que exige profunda preparación psicológica por La Soledad Agresiva que exhibe y por lo pronunciadas que ofrece las cuestas.

Lo dicho: Por allá pilotaba y como digo, nada me hacía abandonar la maravillosa penitencia hacia la cota máxima. Después de varios litros de sudor y con el agua clara de mi mochila agotada(sin parar, bebiendo de la cánula. ¡Para mí, no tiene gracia  el "Stop" ! ) accedo al Alto del Romero y los peligros de La Fuerza de La Gravedad habían pasado. Sonriente, miraba a mi alrededor y de pronto, de la forma más infantil tuve que echar el pie a tierra porque me caía. No sé que ademán haría.

¡Esto razoné!

Mi soberbia era mucha, como me suele pasar por lucos, vaguadas y precipicios. Y advertí que era Dios, quien solicitaba que me apease.
Una Parada en Su Honor y el de Su Santo Nombre. La Humildad, la agarré al vuelo, y volví a reír. Besé el suelo de La Naturaleza allí donde me percaté de la hierofanía que describo y a continuación masqué un poco de romero silvestre y puro por la altura.


No es la primera vez que me sucede, el hecho de la Parada Teológica y doy Gracias a Los Cielos por dejarme sentir mi fragilidad humana


Aquí ya estoy de regreso a la asquerosa civilización.


Estos días, miro la bicicleta mustia. Me miro a mí mismo y estoy añorante de mis asilvestramientos. Practico recordando los lugares por donde suelo ir, Lejos del Mundo. Sé que este Poder Mental que establece y fianza, me ayuda a no languidecer en exceso.





¡Umbricleta Artística!











¡Estás son las imágenes que tengo estos días en mi retina! . . . . . . . 











viernes, 4 de julio de 2014

¡ T o q u e D e F a j i n a E n E l R e t é n !




En la jornada de hoy, Los Tinguiritas -apoyados eso sí- con Los Martinicos y todos cuantos tienen su Patria en el zaquizamí del R e t é n, han tenido la cortesía de cocinarme el plato bandera de esta parte del precipicio :


      ¡¡¡¡¡¡¡Sopa de Garbanzos!!!!!!!








No hay palabras para expresar la grandeza mayestática de  semejante pitanza.














¡¡¡¡Hasta El Cuco del Reloj, salió a picotear!!!!

miércoles, 2 de julio de 2014

O l a f o M i c r o r r e l a t i s t a .




Así es el espíritu de los microrrelatos: Brevedad que agazapa buenos argumentos, y tan solo como icebergs literarios, unas pocas palabras.

Por eso, esta tira del buen Olafo, es casi conceptual sobre el tema mencionado.

¡Es maravilloso que donde menos te esperas, te encuentras una tesis de Filología! [¡¡O Nanotesis, como es el caso!!]


Tomad nota, Tinguiritas del desván, por si alguna vez deseáis componer microrrelatos tan bien como un servidor.

sábado, 28 de junio de 2014

T a m a r r o .

“Tamarro”





Recurriendo  a nuestra arraigada tradición, Joachim y Yo, quedamos  cuatro días de Julio durante el estío. El ceremonial consiste en que unas veces Él y otras un servidor, ponemos al azar el dedo sobre el mapa de Europa, y en ese lugar, celebramos rendez-vous. La única condición inamovible, es llevar desde nuestros lugares respectivos de origen, aguardiente para tomarlo sin alharacas especiales en amistosa kermés al aire libre. Este año, desearon caprichosos Los Dioses, que el índice de Joachim mostrara Soldeu, en el lejano Pirineo del Principado.
Lo primero  cuando nos encontramos en el hotel, fue planear una excursión a Francia a través de la muga  de Fontargent. Al día siguiente la acometimos. Todo estaba bellísimo reventando de verdor por el invierno extremadamente intenso que habían tenido. También las manadas de caballos salvajes lucían en el paisaje resaltando estampas bucólicas de una perfección primitiva. Después de toda la jornada confiada a nuestras piernas, regresamos al hotel a la caída de la noche y tras cenar volvimos a escapar con una pequeña mochila donde portábamos nuestra cuervera, los cubiletes de cerámica y el viejo aguardiente para la ingesta ritual y terminar brindando como solíamos desde antaño, por La Existencia, al estilo Hebreo, con insondable plenitud y convencimiento.
Un prado cercano en una ladera que besaba las aguas del río Valira, fue el sitio escogido para solazarnos quemando con precaución en la cuervera la bebida. Es el caso, que la libación nos produjo una ebriedad asaz cósmica, y  Joachim exultante, de pronto se puso en guardia en la pradera  olisqueando  en dirección a los abedules y los pinos negros.  Dijo después haber visto algo raro. Comenté que íbamos a tener la fortuna de cruzarnos al mítico urogallo;  negó con la cabeza, mientras me reía bajo las estrellas. Habló conmocionado, detallándo una especie de zorro con  ojos llameantes y cuerpo de un jabalí albino. Y como si fuese víctima de una revelación, Joachim echó a correr cual muflón  a pesar de los tragos de licor ingerido, y antes de que yo pudiera reaccionar –tanto  por el  alarmante y sintomático argumento esgrimido como por lo acontecido- había desaparecido al fondo atravesando el Valira en dirección a la enigmática vertiente opuesta de la montaña que conducía a Los Lagos. Escuché en alguna lejanía imprecisa sus exclamaciones de admiración rasgando la noche alpinista, y unos silbidos anómalos: el respirar melodioso de alguna bestia. Nunca antes oí algo similar.
A pesar de una concienzuda incursión detrás de mi camarada, no logré hallarle, y todo se hizo silencio y oscuridad en derredor.
Regresé cuando pude al aislado hotel, ya sin efectos de la mágica fiesta licorosa y alerté a las autoridades, quienes durante buena parte de lo que restaba de conticinio nocturno, batieron el territorio con dos patrullas de expertos Policías del Servicio de Rescate en Alta Montaña, mas no hubo indicios y tomaron la decisión de reemprender  a conciencia a plena luz del día.  Yo  marché a regañadientes a descansar.
Se suponía que iba a ser nuestra segunda excursión en la Naturaleza, pero la realicé acompañado de un agente equipado para larga travesía buscando a Joachim. Al término de la jornada seguía sin haber ni rastro, y era insólito pues no padecíamos climatología adversa y nada indicaba que en las proximidades del río, alguien tan preparado como mi amigo hubiese sufrido una vicisitud. Al ser otra vez las horas nocturnas en el valle, de súbito recordé su visión. Se lo expliqué a un lugareño, guía de montaña por quien  sentí  confianza en su  taciturno carácter, pues no me atreví con La Policía,  a éstos era mejor  siempre proporcionarles datos objetivos, no barruntos legendarios de un bestiario inexistente.
Este hombre de Soldeu -le decían Xisquet- era en realidad un ganadero que se había dedicado toda su vida a las vacas y sus vagabundeos por todos los pastos habidos y por haber, le hicieron imprescindible en la cartografía montañera.  Tras hablar con él casi en confesión, me dejó estupefacto, me advirtió de la manera más natural, que Joachim con probabilidad había quedado alelado ante la presencia afortunada de un tamarro.
- ¿Qué es un tamarro?
El buen demarcano dijo:
-  Es un animal que adopta muchas apariencias de otros seres de mi Pirineo, pero nunca se le puede ver, y a pesar de todo -(era desconcertante presenciar al llegar este punto, el tono más infantil y por eso veraz, adoptado)- es muy simpático.
-¡Pero por Dios! ¡¡Eso no es verdadero!!
Xisquet todavía se caló la boina y susurró :
-¡Sí, y se ha llevado para siempre a tu amigo, por eso, porque el tamarro es de verdad!
A nadie dije sobre esta conversación y empleé el tercer día solitario por donde vi desaparecer a Joachim, pero ensimismado y sin fervor. Creía con resignación que no volvería a verle, y también recordé la coincidencia de su propia mano al albur eligiendo en el mapa de Europa la estancia en  este pequeño país. Entonces sonreí esperanzado con que nada malo le sucedería el resto de su vida allá donde estuviera, acaso en un “Monte Análogo” como el  de René Daumal, quizás en el verdadero espíritu el bosque, el “ no visto” por los restantes mortales y personificado en los tamarros, que escogen a individuos muy singulares, iguales a  ellos mismos en el fondo.
El cuarto y postrer día, después de emplearlo en La Parroquia Administrativa de Canillo, a la que pertenecía Soldeu, conformando varios protocolos por si hubiera noticias en un futuro, emprendí el largo viaje  al caer la noche, pensando en lo más apropiado para interiorizar en silencio y tranquilizarme. Dejé atrás el hotel, y al maniobrar por las inmediaciones del misterioso prado donde todo sucediera, observé por el espejo retrovisor en mitad de la espesa hierba, un hermoso animal refulgiendo en un halo  púrpura. Era albo y de textura esponjosa, y desde luego en su cabeza-¡igualita a la de un zorrillo!- con una nariz muy redonda como un gran arándano, también chisporroteaban animados unos ojos de mirada inteligente olisqueándome en la distancia. Hasta puso un mohín  lo más parecido en un animal a una sonrisa. Pero lo que me hizo clavar en un instante el freno de mano para no salirme de la calzada, fue observar a la vera del tamarro a Joachim, telúrico y sublime, moviendo la cabeza condescendiente y luminoso, tocado con prendas musgosas cual elfo, y saludarme con el dedo índice y el corazón. Cuando me arrojé del coche para indagar en semejante demencia, se habían volatilizado ambos entre los abetos.
Regresé al volante y no me detuve. El único que quedaba por viajar era yo; Joachim y El Tamarro, ya habían llegado a destino.
Una atmósfera atávica me embriagó y supe que me acompañaría eviterna.
Sonreí.
Y aceleré de vuelta a casa. 









¿ Quizás Lo Más Parecido a Un T a m a r r o, esta faz?
      





















¡¡¡¡¡ E l l o s  ,   S í  han tenido la suerte de verlo!!!!