* E l R e t é n D e l P e o r V i e n t o *

* E  l   R  e  t  é  n   D  e  l  P  e  o  r  V  i  e  n  t  o  *
* M i R e c o n d i t o r i o S a g r a d o * Obra Pintada por [ P el inventor deletéreo ]

miércoles, 30 de abril de 2014

C o n g o l é s .




Esta tarde toca agasajar a los lectores con una poesía de esas que no se encuentran en la red; es decir, extraída de mi biblioteca, una de las buenas -émula de la del Gran Luis Alberto de Cuenca- y como todo lo que es tradicional, mejor que la bazofia que circula por los aportes de la tecnología y medios modernos.

Es una poesía divertidísima de un desconocido argentino católico, Francisco Luis Bernárdez (Buenos Aires 1900-1978), poeta ultraísta . Digna de estar en mis cosas del R e t é n  D e l  P e o r  V i e n t o por los asuntos que hoy día serían políticamente incorrectos (¡Porquería de Mundo Actual!)

¡A disfrutar!   :


                                                  "Congolés"

El aire se pringa de hedor de catinga.
Su salto respinga
un negro del Congo.
Sortijas de mota
en la cabezota.
La barriga rota
descubre el mondongo.


Gritos de carmín
en su faz de hollín
sus sonrisas son,
que los belfos dan
del rostro en el gran
perfil de carbón.


Bajo su forzada
obsequiosidad
oficiosa de
groom de cabaret,
acecha su airada
belicosidad.


Añora su esófago
de negro antropófago
el regio bocado
de fraile trufado.


La yanqui etiqueta
cosida a la blusa
aturde, indiscreta,
con su "Made in
U. S. A "





*    *    *    



Es todo superlativo y bienhumorado,
pero yo me quedo con ¡¡¡Su Quinta Estrofa!!!  . . . dejadme, dejadme....


"Añora su esófago
de negro antropófago
el regio bocado
de fraile trufado"  ...  


No hay palabras (¡¡Excepto los versos expuestos!!)...
¡¡¡¡¡¡¡ Insuperable!!!!!!!



¡¡¡ Buenas Noches, Civilización!!!

martes, 29 de abril de 2014

E l C a r t u j o , L a A r d i l l a Y U n S e r v i d o r .




Una de mis correrías en la mountain-bike, llegué a La Cartuja.

Sobre los antiguos muros medievales, vi saltar con alegría una ardilla. Me sentí lleno de alborozo.

Después, como siempre hago cuando le veo, me aproximé al Hermano Juan Bautista en sus rutinas en el huerto. Le dije lo de la ardilla, su simpatía, etcétera.

Me miró desconfiado y me dijo que estaba cansado de las ardillas, pues muchas roen las tuberías que tiene instaladas entre los naranjos. Y cayó en un proceso sin fondo, rumiando para sí mismo con tan polémico tema: Las Díscolas Ardillas de La Cartuja.

Y estas son Mis Filosofías:

¡¡Qué delicia cuando tus problemas en La Vida se supeditan a las ardillas!!

En fin, que todo es relativo. Pero eso, ya lo sabemos todos.