* E l R e t é n D e l P e o r V i e n t o *

* E  l   R  e  t  é  n   D  e  l  P  e  o  r  V  i  e  n  t  o  *
* M i R e c o n d i t o r i o S a g r a d o * Obra Pintada por [ P el inventor deletéreo ]

lunes, 29 de febrero de 2016

V i e n t o Y N e v a d a s .




Febrerillo ha estado más loco que nunca, acaba pues, dejándome también muy chiflado.

Olafo, describe muy bien qué ha pasado este fin de semana en el chistecillo bisiesto de hoy (¡He vuelto a pelearme por rescatar la tira cómica!) ¡¡¡¡¡N e v a d a s !!!!!   En lo que a mí se refiere, me escapé  el sábado a una sierra distante de mi demarcación cubierta de níveo y albo manto....













Fue maravilloso para mis asilvestrados anhelos.


Y en lo tocante a hoy, último día del mes, la correría con la bici, asaz fastidiosa, pues el viento no me ha dejado en paz en ningún momento. Acaba Febrero como empezó -excepto si no es por la maravilla de la nieve- bufando fuerte. De hecho me crucé con algún tipo que pedaleaba con la de carreras advirtiéndome que no siguiera pues él había tenido que apearse, algunos tramos estaban imposibles. Con todo seguí con precaución y logré una buena secuencia de más de tres horas y media peleando contra Eolo, endureciendo aún más la mente que el cuerpo(Hay que estar muy psicológicamente  adiestrado contra el amigo vendaval)


En suma, he estado muy contento en Febrero.

domingo, 28 de febrero de 2016

¡ R e b a l s a d o r e s !










Tengo prácticamente conquistado Febrerillo "El Loco" con la adaptación a este aquilón hostil y mi regularidad con la mountain-bike de una vez.

Pero La Victoria de entre todas -¡y símbolo de esta solitaria vida aventurera que disfruto y gozo! - fue este pasado jueves que ascendí por las cuestas de la Sierra de La Calderona ( de un 85% y la pista forestal desmigada) hasta los 840 metros del Mirador de  Rebalsadores.

Rodando sin miramientos con la fuerza de la gravedad, ni agotamientos de ningún tipo, y naturalmente de una tacada. Hubo incidencias   aparte de los siete grados, como el fuerte viento con suspensión de polvo y piedrecillas a la hora y media de subida -precisamente en uno de los peores tramos- que se confabulaba como siempre con el propio espíritu de la montaña para echarme a tierra, pero no hubo rendición por mi parte.

La mañana era muy luminosa, más bella que otras veces, y en la aproximación al mirador el espectáculo sobre El Mar Mediterráneo era Homérico -tal y como se aprecia en la primera foto sobre todo-






Aquí además, se aprecia La Cartuja de Porta Coeli abajo del todo.



La Belleza Inhóspita de aquellas alturas me hechiza.


Después, de regreso en la bajada, la bici me hizo un "extraño" imprevisto (pues no llevaba ni exceso de velocidad y sin embargo rodaba más precavido que otras veces) y besé suavemente la trialera de la siniestra, con apenas rasguño en la rodilla izquierda.

A continuación, mi rito de beber agua en la Fuente del Piojo y echar algunas fotillos más....










Aquí no se aprecia, pero tiré la foto por un pajarillo misterioso escondido en los arbustos...

La Fuente del Piojo.




Fue fascinante, acaso más que otras expediciones, y por mi parte, muy en forma. Y lo mejor:  Ningún otro biker , como a mí me gusta, Soledad y nada de compañías en lontananza.















* El viernes efectué una correría periférica muy buena de mis habituales 50 kms y pico y la anécdota fue, que en uno de los tramos que transito por una carreterilla nervial de un municipio perdido asfaltada, se "me colgó" un viejecillo con su bici de carreras a darme la paliza con historias suyas. A pesar del tono peyorativo con el que redacto la incidencia, fui cortés (¡¡por cierto, como siempre....¡¡¡¡¡¡¡Qué os pensabais Tinguiritas!!!!!!!   ) y menos mal, que nos separamos cuando llegó mi deriva de caminos (es lo bueno de la mountain-bike, nadie te puede seguir), pero al tipo le vi con ganas de hablar.
La próxima ocasión me voy a colgar detrás un letrero pegado al trajecillo aislante en el que ponga:
                             "Este Héroe Pedalea en Solitario.
                               No doy conversación"

viernes, 26 de febrero de 2016

¡ A C o n t a r O v e j a s !




Hacía tiempo que no descendía a La Frontera a conseguir una viñetita de Olafo.

Esta, pues, es la de hoy, que me ha encantado, y he compuesto mi ritual: Primero me tomé mi cortado cargado de café con leche de soja y a continuación me peleé con unos beodos de esos que ciertas cantinas de mala muerte admiten casi en nómina (como estas de la muga, aunque paradójicamente tienen una ambrosía como la soja, por eso voy) por el periódico donde publican estos chistes simples -¡pero que a mí, me placen y distraen!¡¡Ya sabéis queridos tinguiritas que soy seguidor a ultranza de Olafo ó Haggard El Terrible, como lo queráis llamar!!-  [En otras ocasiones la disputa es con viejas tertulianas; pero da lo mismo, incluso contra Sansón pelearía yo por mi apreciado vikingo]

Este me agrada en demasía:  ¡¡Atentos a la cara de las ovejas, inigualables!!
Y luego, la carita en la primera viñeta del pastor ¡Para comérselo, qué naïf!
¡¡¡¡Eh!!!!  ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Y Un Misterio!!!!!!!!!!   :   El cayado que Chris Browne le ha dibujado...¡Es Papal!

Es sensacional, desde luego. Ha merecido la pena.








Con estas escapadas que hago de vez en cuando, soy muy feliz.   ¡¡¡¡¡¡¡ Qué cosa!!!!!!!

jueves, 25 de febrero de 2016

W e i r d o s ! !




Siempre me gustó esta extraña y onírica melodía de J o e    W a l s h . Desde que era pequeño, cuando la descubrí en un bazar de discos, me ha acompañado en muchos extraños lugares de mi vida. Por un lado, parece una letanía; de otro una especie de perversión hipnótica. Todo esto hace que encontrara en mi personalidad un buen ajuste.

Incluso la portada del disco me subyuga ( a veces, buceando en otras latitudes me he sentido así de psicodélico ) Toda la canción es instrumental. Sugiere cosas como en un ronroneo. Pero también conozco el disco y la voz del artista parece la de un gato chulo y elocuente. Creo que existía y existe, muy buena música pop un  poco fuera de lo trillado - si bien Joe Walsh fue muy celebrado en su tiempo- 
Debo decir, es una de las bandas sonoras de Mi Vida, tan original mi existencia, como la de este curioso W e i r d o s . . . . . 

miércoles, 24 de febrero de 2016

L o s a D e l O b i s p o Y V i l l a r D e l A r z o b i s p o .

Propiedades de Losa del Obispo.


Es la ruta que cariñosamente denomino "De Los Clérigos" .  Y aún falta La Baronía de Chulilla -¡no tardaré que ya la echo de menos!- pues tal territorio también estaba en tiempos en manos de Altas Clases de La Iglesia Católica.(de hecho en la foto, los paisajes de peñas del fondo, son ya Chulilla)

Me he ido de buena mañana como un  cohete con unas ganas que me pedaleaba vivo. El nuevo sillín es muy cómodo para largas rutas -la de hoy de cinco horas  lo atestigua- y tras rodar por el pueblo de Losa un poquito, admirando sus almendros y otras fecundidades agrícolas, enfilé a Villar.



Ahí está mi sombra por la carretera comarcal, Villar me esperaba tranquilo la pie de las montañas, pero de ese punto me interné por donde la carretera lleva a mi base común de operaciones, que es el pueblecito de Casinos -que como siempre me sirve de comodín, no le he tomado hoy a sus enclaves fotos-

La verdad es que me lo he pasado esta mañana fabulosamente; el frío era muy llevadero pero a la vez, con la suficiente fuerza para ser tonificante. Los campos huelen a miel y a flores; según qué hagan los lugareños, las fogatas me ahúman cuando laborean.¡Ha sido todo de égloga!
¡¡¡¡¡¡¡  Mañana más pedaleo si Dios Quiere!!!!!!!
[Aún no he decidido por dónde encarrilaré] 


¡Cada vez me cuesta más sacar fotos en marcha!





lunes, 22 de febrero de 2016

P r o v i d e n c i a s .

La semana pasada, luchando contra las inclemencias realicé buenas rutas; con los tiempos también quedé muy satisfecho. Ruedo maravillosamente bien, pleno y sensitivo, y unido a la dieta, que ya deja ver frutos muy chulos, va todo miel sobre hojuelas.

Lo único, es que por un camino próximo a Bodegas del Campo y debido a la velocidad que llevaba por unos surcos agresivos, en un bote reventé el sillín y casi no puedo regresar.

Creo que es el tercero que reviento con el paso de los años. La mountain bike es la bravura hecha bicicleta -no como las de carreras- pues continuamente recibe traumas en su estructura por lo accidentado del terreno para el que están preparadas para patrullar. Con todo, en líneas generales la mía es asaz perfecta y ambivalente para mis chifladuras, y nos compenetramos como viejos amigos que somos.







No salgo todavía con la regularidad que desearía; este año, está costando sobre todo por el tiempo atmosférico, el vendaval que caracteriza estos períodos. Ahora ya dispongo de recambio nuevo, otro sillín adecuado, y ya está temblando porque en su materialidad sabe la que le espera con aventuras a go gó .¡No hay miedo, suelen durarme años pero al final acaban maltrechos!

Veremos la siguiente a dónde ruedo.

domingo, 21 de febrero de 2016

¡ L a s N o c h e s S o n P a r a S i e m p r e !




Siempre me gustó el aire misterioso de esta canción crepuscular de Jennifer Warnes, además de dulcísima. En todos los sentidos me traslada a otra dimensión, otras lindes. Desde luego es banda sonora de honor del Retén del Peor Viento. Y hoy es una noche singular para traerla en mi recuerdo.¡Qué maravilla!





jueves, 4 de febrero de 2016

F r í o .





La excursión de ayer con la bici fue tremenda por el frío. La mayor parte de las horas, estuve insensible, a pesar del maillot protector.No me explico cómo a pesar de ello, me emocioné y llegué hasta Bugarra. Entre seis y siete grados.

Hoy no he salido. Ayer me dije que si hacía la misma temperatura, descansaría. Y han bajado más los grados: 5.

Aún así, siento que me falta algo. Sí, soy algo masoquista.
(de todas formas creo que hasta la bicicleta que me mira mientras escribo esto, lo ha agradecido)

No tardaré en rodar. Estoy deseando encarar la semana próxima.

¡Y asustar a las ardillas!

martes, 2 de febrero de 2016

C i e r t o C a o s .

Hoy después de mes y medio, he realizado la primera excursión con la mountain-bike.

Varias circunstancias se han unido para semejante desastre.

A saber:

-Sobre todo los vendavales continuos de principios de enero, que a pesar de mi gran resistencia y afán de superación, impidieron casi físicamente, incluso disponer de la amiga bicicleta en suelo firme.

-Luego el frío extremo.

-Y por último, algo  -¡pero poca!- de pereza desestabilizadora.

También, episodios de tiempo para pensar, pues habían varias cositas que analizar; como disfrutar de una buena dieta debido al sobrepeso navideño. Este extremo rima con bicicleta -¡¡afortunadamente, la clave de todo en la vida sigue siendo La Poetría!! - y le he dado buen curso ya desde hace una semana. La perfección ha sido, como digo, hoy, donde se une y forma binomio la bici para tan saludable decisión.

La pedaleada ha sido magnífica y con mi sistema físico sin resentirse a pesar de la molicie de las vacaciones. He disfrutado con los primeros almendros en flor -todo el campo huele a turrón de almendra - y con ver por los ribazos las primeras serpientes en busca de calor.









Pero no existe nada comparable a parar en algún  naranjal y mandarino y disfrutar en mitad de la naturaleza con fruta recién cogida. Es la mejor que existe sobre la faz de la tierra, y el sabor más sobresaliente. Hoy cuando llevaba a lomos de la bici dos horas y media, paré en  uno que me surgió en unas tierras recónditas y me zampé antes de seguir seis mandarinas y una inmensa naranja.¡Absolutamente Excepcionales!




En fin, todo ha sido muy satisfactorio y  delicioso comprobar cómo Madre Natura me echaba de menos.