* E l R e t é n D e l P e o r V i e n t o *

* E  l   R  e  t  é  n   D  e  l  P  e  o  r  V  i  e  n  t  o  *
* M i R e c o n d i t o r i o S a g r a d o * Obra Pintada por [ P el inventor deletéreo ]

martes, 7 de febrero de 2017

¡ ¡ ¡ H e V u e l t o ! ! !



Hace exactamente cuatro meses que no pedaleo por esos mundos.
El anhelo era inmenso.
Hoy ha sido el día en que, restablecido, y con la bicicleta hecha un primor, ambos nos hemos largado de correrías hacia el punto donde lo dejé, que esa es la mejor manera de exorcizar temores y recelos, el enclave donde padecí el glorioso piñazo que me ha mantenido reponiendo fuerzas y asegurando este futuro prometedor.

Tal como era mi costumbre, he disfrutado de cuatro horas a lomos de la mountain-bike  y la sensación, ha sido soberbia, sobre todo porque perder la regularidad es lo peor que le puede suceder a cualquier apasionado, y la falta de forma física se acusa de forma inmisericorde; para qué engañarse: Este era mi caso, y he salvado mi expediente aventurero con gran potencia muscular, pero desde luego, con mucho esfuerzo debido a los kilos de más que arrastro.

Ahí está la zona, en la primera foto, del carril bici internándose en La Serranía, en una de las bajadas fue donde perdí visibilidad por ser un tramo de tierra con polvisca por todas partes.

De otro lado, el azar ha hecho que el día de hoy sea de muy potente viento en contra, con lo cual, mi jornada mañanera ha equivalido a dos días y medio en uno. La alegría ha sido que no me ha importado y la puesta a punto, la he llenado de convicción y paciencia.

He estrenado como puede verse, gafas nuevas, mono deportivo contra el frío y un reloj de combate muy adecuado. ¡Ah! Y la pieza indispensable: El mejor caso posible...¡¡¡Un Scott!!


La bicicleta estaba, en su inmaterialidad misteriosa, ufana también...







La nota enigmática ha sido que he tenido dos pequeños roces en una de las rotondas de postrer linde con la civilización, por un adoquín que resbalaba de forma impredecible; con todo fue buena cosa porque no se han resentido las antiguas lesiones al protegerme contra el suelo y que sucedan estas cositas en inicio de un nuevo cuadrante temporal es como un talismán, porque no vuelven a existir sustos en mucho tiempo, o si los hay, minimizando los males al máximo. (es una magia que ya he comprobado en otras ocasiones)


La climatología, exceptuando el viento, ha sido bellísima de paisajes y flora, concretamente los almendros ya están en flor...








Luego, ruta adelante, me puse morado de mandarinas y naranjas...












Dando buena cuenta en el naranjal silvestre....

En suma, todos mis rituales se han llevado a cabo con éxito, y he vuelto a la continuidad de las aventuras por el campo y lo salvaje.






¡¡¡¡Que San Miguel Siga protegiéndome!!!!

viernes, 3 de febrero de 2017

C a m p o s a n t o C a m u f l a d o .


Bellísimas instantáneas en mitad de una Etérea Nada, donde solo Los Ciparisos son Los Hitos...














La Luctuosa Estampa de Los Ciparisos Emergiendo De la Niebla....Prestos a Saltar Los Tapiales Del Jardín De Los Quietos.























Nunca mejor dicho, el frío calaba hasta Los Huesos.....